TODOS SOMOS IGUALES

Por. Mtra. Alejandrina Gómez Segovia

Hola queridos lectores, hoy quiero compartir con ustedes, un tema muy importante: ¿Por qué existen las desigualdades? ¿Por qué no existen las mismas oportunidades para todos?

Se han puesto a pensar, si todos somos valiosos, ¿por qué hay personas que piensan que valen más que cualquiera?

Pues bien, a estas preguntas debemos responder cada uno desde nuestra visión y experiencia de vida; desde mi particular forma de ver, estamos inmersos en una sociedad individualista, donde lo que importa es, ¿cuánto tienes, cuánto vales? Y ahí considero que está en gran error.


Dejamos de ver por el otro y por el bien común, la máxima en la biblia es <<amar al prójimo como a ti mismo>>, es compartir, dejar egoísmos, es poder mirar al otro con compasión, es decir con ojos de amor, se trata de servir y dar, hablamos también de ser inclusivos, respetando la diversidad de pensamiento, credo, raza, preferencia sexual, condición económica, social, política y cultural.

Sería tan difícil e idealista, trata de ser hermanos y caminar juntos para que todos construyamos colectivamente un mejor mundo, centrados en dos pilares La Paz y El Amor, como sustento para alcanzar la felicidad.

Y quizás dirán que esto es caer en un idealismo pero no es así, poder hacerlo, y estoy segura que un medio para lograrlo es mediante la Educación, ya que es un proceso de construcción inacabable de conocimientos y con los conocimientos damos sentido y significado a los hechos, cosas y por tanto a la cultura como una representación de la sociedad y del mundo, por tanto la escuela se convierte en un espacio de aprendizaje y sociabilización de y para la vida ya que al convivir en las escuelas nuestros alumnos, maestros, se convierten en múltiples formas de ver, pensar, sentir, hacer, crear una mega diversidad y es de ahí la riqueza que nos permite hacer la diferencia en las Aulas por que el docente se convierte en múltiples formas de ver, pensar, sentir, hacer, crear una mega diversidad y es de ahí la riqueza que nos permite hacer la diferencia en las Aulas por que el docente se convierte en un transformador de vidas y sueños, constructor de realidades; ¡¡¡Vendedor de Ilusiones dirán!!!.

No, si no como un provocador, generador, catalizador, potenciador, despertando en ellos la curiosidad, el interés por aprender lo que realmente hará jóvenes de bien, donde se defienda las libertades y se respeten los derechos de cada ser humano, proteger la dignidad y buscar la anhelada paz.


¿Una manera de alcanzar la paz?

1.- Es empezar con el autoconocimiento de uno mismo y saber qué es lo que quiere mas no que le quieran imponer.

2.- La aceptación de uno mismo, amarse, respetarse, así como la aceptación del otro con escucha, empatía, comprensión de las diferencias.


Es decir, miramos en los demás, con solidaridad, amor, comprensivamente, y a su vez ellos se miren en nuestros ojos.

Estamos realmente necesitados de trabajar por la igualdad, por que las diferencias se hacen tan marcadas de manera negativa.

  • Que si eres pobre no tienes derecho a un trato digno y te miran de arriba abajo.

  • Que si hay una tendencia de moda y no cumples sus cánones eres despreciada, minimizada o marginada.

  • Que si tienes un trabajo de oficina ya te etiquetan <<Godínez>> y que si eres de mayor jerarquía << Los Mireyes>>.

  • Que si alguien tiene una preferencia sexual, los insultan, los agreden o golpean, es una intolerancia, una homofobia.

Por eso los maestros son clave importante, es educar en valores, con una cultura libre de violencia, sin odio, sin rencor, una cultura por y para la paz.

Desafortunadamente ahora estamos tan ensimismados en uno mismo, con el estrés hasta el cielo, con el mal del siglo llamado depresión, con angustia y ansiedad con un enojo incontrolable, sin control de emociones, con una violencia que supera lo inimaginable y lo peor del caso es que lo hemos normalizado, aceptado y acostumbrado.


No podemos continuar así, pues cada uno de nosotros somos seres perfectos y bellos a los ojos de Dios, tenemos derecho a ser amados, respetados, valorados y que no descalifiquen lo que siento, pienso, creo pues todos somos iguales ante la ley, pero también ante la vida, venimos a esta vida a ser felices.

Esta oportunidad que tenemos para reinventarnos cada momento, depende de ti, de tu actitud, de tu toma de decisiones y de la elección que hagas para cambiar esa forma en el que te encuentras y en la que estas estancado, quizás por el miedo, por costumbre, por ciencias falsas, por falta de expectativas, por falta de un proyecto de vida.


Hoy los invito a que comenzamos con uno mismo sin querer que cambie el otro, cambia tu y verás como los demás te verán con otros ojos, tu eres valiosa, tu eres grande, solo créelo y no permitas que nadie te humille, te maltrate, te agreda utilizando cualquier tipo de violencia física, psicológica, verbal, cibernética, sexual, emocional, etc.

No importa el género, la raza, o la condición social o económica.

Recuerda todos iguales, lo que siembras, cosecharás.


Tus alumnos son la semilla, los conocimientos son la tierra y tu maestro eres el sembrador y la cosecha es todo lo que le diste para formarlo para una vida feliz y plena.

70 vistas1 comentario

Entradas relacionadas

Ver todo