La Formación, Capacitación y Actualización Docente permanente

Por: Mtra. Alejandrina Citlali Gómez Segovia



Sabes hoy, me encontraba reflexionando en estos días que he estado enferma, y me preguntaba ¿por qué se vuelve el mundo indiferente?, ¿por qué nuestros alumnos ya no tienen entusiasmo por la vida?, ¿por qué ya no hay maestros con este amor que se profesaba en mis tiempos, con servicio de apostolado? se les acabó el entusiasmo? y me cuestionó una y otra vez, y me respondo sola, con argumentos quizás no tan válidos para algunos o de manera de subjetivos.

Maestro, Maestra cuándo tú estudiaste tu licenciatura en educación ¿cuáles eran tus sueños?, ¿Por qué los abandonaste?, ¿por qué abandonaste tú forma de pensar?...esa visión que tenías más amplia, más profesional, más consciente y todo esto me lleva a entender que todos estamos llenos de subjetividades difíciles de entender pero que muchas veces nos ayudan a salir del sentido común, a la argumentación teórica, es lo que llaman los teóricos, esos obstáculos o rupturas epistemológicas que se convierten en angustias o insatisfacciones de ir aclarando estas dudas y encontrando caminos, posibilidades, quizás a través de una relación dialógica y entonces el siguiente paso es iniciar un diálogo entre la teoría asimilada con la práctica cotidiana de la vida.

En términos de Díaz Barriga, se propone "una formación teórica como un acto político en el que, recuperando la intelectualidad del sujeto, este intérprete un objeto de conocimiento de manera original y creativa".

Aquí Díaz Barriga agregar elemento político dándonos a entender que toda formación docente está en merced de un proceso histórico social, definido y condicionante.


Por otro lado, César Carrizales define como " una tendencia hace una crítica a la modernidad, a la cual define como una tendencia que modeliza, simula, uniforma, despersonaliza y se obsesiona por lo claro, la eficiencia y la velocidad, prescribiendo que pensar que decir"

Lo que indica cuál es el saber legítimo y por lo tanto tiende a silenciar otro tipo de saber es que no se encuentran en su lógica.

Lo claro es una de esas obsesiones con las que el individuo pretende tener la certeza, la seguridad y la tranquilidad de lo que dice y hace, si no, sin embargo, un obstáculo para un verdadero conocimiento ya que impide la búsqueda de interpretaciones distintas a las dominantes, vincula la razón oficial y las razones institucionales, con lo claro convirtiendo está obsesión en legitimante de otras llegando a extremos de dogmatizar y simplificar la razón oficial.

La eficiencia como parte de estas obsesiones reivindica la capacidad de control de todo, principal desde el aspecto administrativo, (la certificación, la eficiencia terminal, las constancias), la crítica es mediatizada subordinada a la ciencia del carácter positivista y a la tecnología.

La obsesión por la velocidad nos remite esa educación que requiere cambios acelerados para ponerse a la par con el progreso y el desarrollo, entendiendo por esto tan solo los avances científicos y tecnológicos desligados de los históricos y de lo social.

"No estar actualizado genera una sensación de intranquilidad de miedo de sentirse en destiempo en atraso de ahí la angustia por sentirse rezagado, se presenta mayor ante la percepción de vértigo qué caracteriza al mundo moderno".

Sin embargo a pesar de estas obsesiones y muchas otras Carrizales considera que existen alternativas a través de la reconstrucción de sentidos, de deseos, de identidades y posibilidades, desde otros marcos referenciales a los cuales denominará "zona del silencio", "formación expulsada", "revaloración filosófica", que no necesariamente concuerda con la lógica institucional, "propone sospechar de las evidencias que no sean tan evidentes, delimitar la reflexión de la zona del silencio, es lo que yo sugiero a quiénes indagan y trabajan en el campo educativo, y estamos muy delimitados".

Lo que se trata es de delimitarnos, de desaprender lo aprendido, entendiendo la zona del silencio como todos esos saberes que la institución no le interesa difundir, por no convenir a sus políticas educativas, por lo cual el docente debe retomar esos elementos para su propia formación Y lograr un excelente desempeño educativo.

La Formación, Capacitación y Actualización debe ser permanente.

Desde la perspectiva de Imbernón, "la Formación de los docentes abarca todos los procesos de culturización postescolar, derivado de las necesidades surgidas en el desempeño profesional, en la práctica, en el aula, conductas relacionadas con las actividades concretas de cada uno de los maestros"

La formación permanente se encuentra estrechamente relacionada con la tarea del docente, para qué asuma un mejoramiento profesional y humano que le permite adecuarse a los cambios científicos de su entorno.

Por otra parte, Zarzar plantea en término generales que la formación docente debe abarcar un espectro amplio de acciones, qué incluye entre otros los siguientes aspectos:

1. "Una Formación Intelectual, se refiere a la adquisición de métodos, habilidades, destrezas, actitudes, valores de tipo intelectual, es decir, en el ámbito de la razón.

2. Una Formación Humana que consiste en asumir valores y actitudes para el logro de un desarrollo y superación personal.

3. Una Formación Social la cual implica la colaboración, el trabajo en equipo, la participación, el compromiso y el fomento de una conciencia social.

4. Una Formación Profesional establece la adquisición de un sentido ético, la iniciativa, la creatividad y la praxis profesional".

Y ahora que nos ha tocado hacer un análisis profundo a las problemáticas y necesidades que nos enfrentamos:

1. Como son planes y programas anacrónicos y desfasados.

2. ausencia de un modelo pedagógico específico para la actualización de las licenciaturas formadoras que estudien e implementen la Nueva Escuela Mexicana, y no con modelos anteriores.

3. Una cultura de dependencia de los alumnos.

4. La falta de espacios curriculares para la investigación.

5. La falta de plazas base

6. Falta de infraestructura.

Y la más preocupante es que con esta pandemia del COVID el rezago educativo en el que nos encontramos se ha convertido en la prioridad inmediata para atender sin contar con las condiciones necesarias para poder trabajar.

Y en lo particular he sido testigo que existe también otra problemática a las ya mencionadas qué es en torno a todas nuestras escuelas secundarias técnicas, existe una deficiente organización técnico-académica, porque solamente está orientada a cubrir requisitos burocráticos y no a mejorar el nivel académico y cultural de los maestros, a través del acompañamiento y asesoría personalizada de que también lo requieren, prueba de esto es que en las reuniones académicas son solo un intento, hay confusión, no hay una buena orientación, ya que hasta el momento no ha habido ningún alcance significativo.

Otra Problemáticas es que nuestra planta docente se caracteriza por ser heterogénea, no solo en su propio concepto de formación, capacitación actualización si no del proceso enseñanza-aprendizaje, de cómo lo entiende, o cómo lo llevan a cabo en su práctica docente y la cotidianidad, ya qué parte de cada uno de sus referentes teóricos, de su subjetividad pero va más allá, aún es más grave, no existe un trabajo colegiado y colectivo y esto se manifiesta en la incongruencia de materia a materia, de curso en curso de sus proyectos de curso, la planeación y los objetivos que se persiguen, la falta de combinación entre los maestros que imparte la misma asignatura ya que cada uno la implementa como quiere y no hay un criterio legitimado académicamente por parte de las coordinaciones.

La heterogeneidad de los alumnos es otra falta muy importante en la población estudiantil, ya que fluctúa el desempeño, el ritmo de aprendizaje y estilos de aprendizaje, que esto muchas veces hace que estén en desventaja para que el maestro trabaje con los alumnos.

Existe una resistencia por parte de los alumnos al análisis crítico y reflexivo sobre sus aprendizajes.

Aunado a la falta de amor de muchos maestros, existen muchos jóvenes maestros que vienen con muchos sueños, con muchas inquietudes, con mucho entusiasmo, con ganas de innovar y crear, con nuevas ideas que aportar y que manejan las nuevas tecnologías, pero que se ven cuartados por las mismas autoridades que en vez de apoyar obstaculizan su trabajo, cortando sus alas.

Y otros docentes que prefieren estar en su área de confort, se quedaron como conductores que depositan el conocimiento al alumno, como dice Paulo Freire "Una educación bancaria", no quieren abandonar la escuela tradicionalista.

Y yo me pregunto ahí, ¿qué es lo que debemos hacer?

Entonces mi invitación va directa para aquellos maestros, para aquellas autoridades, que ya estén cansadas, que ya no puedan con estos nuevos retos que nos exige la nueva sociedad, el estar al día en la tecnología, en estar atentos a la modernidad, de los avances tecnológicos y científicos.

Los motivos para se movilicen para capacitarse y actualizarse y avanzar por una educación de excelencia.

Y para aquellos que solamente son obstáculos, se la pasan quejándose, no ven soluciones, no son propuesta, no quieren ser parte de un colegiado preocupado por sus alumnos y escuela, la invitación es clara a que se retiren, a que descansen, y que dejen su lugar a quien si quiere un cambio significativo y poder trascender su práctica educativa en una práctica de calidad, y una enseñanza moderna, una centrada en los alumnos y en los aprendizajes, donde el trabajo colaborativo experimental le sea útil y le sea significativo y les dé sentido a todo lo que ellos quieren.

En México requerimos y necesitamos maestros que se capaciten, que se actualicen, que se han formadores, investigadores.

Renovar o Morir, tú decides, basta de echar culpas o victimizarte.

Asume tú responsabilidad y Actúa.

Y como decía el poeta mexicano Amado Nervo tú eres el arquitecto de tú propio destino.

Muchas gracias

121 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo